Como taller especializado en BMW en Las Rozas queremos ocuparnos hoy de una de las averías más costosas que puede sufrir nuestro coche: la rotura de la correa de distribución. Por eso es tan importante saber cuándo toca cambiarla y evitar que acabe por provocar también daños irreparables en el motor.


A grandes rasgos, podemos decir que el cometido de la correa de distribución es sincronizar el funcionamiento del motor del vehículo, ya sea diésel o gasolina. En ambos casos la correa de distribución es una pieza clave para el funcionamiento del coche. En Talleres Rozas – Móvil queremos que tengas claro que hablamos de un elemento de material neumático que actúa junto a un conjunto de válvulas, pistones, árboles de levas y piñones.


Por lo general, tenemos dos tipos de sistemas de distribución: de correa o de cadena. El momento de cambiarla dependerá de las instrucciones del fabricante del coche. Según el modelo y su cilindrada habrá que cambiarla aproximadamente cada 80.000-150.000 kilómetros. Ten presente que, aunque no lleguemos a esos kilómetros, el paso del tiempo también desgasta la correa de distribución. Al sustituirla en nuestro taller especializado en BMW en Las Rozas habrá que revisar el estado de otras piezas como los rodillos, los tensores y la bomba de agua. Recuerda que si la correa de distribución se rompe, estamos ante una de las averías más costosas que puede dar un coche. Recuerda usar siempre el aceite de motor recomendado por el fabricante para evitar de alguna manera que la correa de distribución se desgaste de forma prematura.