En un elevado porcentaje, cuando tenemos que llevar el coche a un taller especializado BMW en Las Rozas, la causa de la avería tiene su origen en la propia forma en la que se ha conducido. Dejando aparte los accidentes o los golpes de chapa, muchas de las averías de nuestro vehículo podrían evitarse de forma muy sencilla cambiando nuestros hábitos de conducir.

Pisar en exceso el pedal del freno, por ejemplo, aumenta el desgaste de los discos y pastillas, especialmente si lo hacemos cuando bajamos pendientes prolongadas. Es preferible utilizar marchas más cortas lo que permite, además, tener un mejor control del vehículo, sobre todo a la hora de tomar las curvas.

Circular habitualmente con el motor a muy pocas revoluciones provocará que más temprano que tarde tengas que llevar el coche a un taller especializado BMW en Las Rozas. La carbonilla procedente de una combustión incorrecta se va acumulando en el catalizador y en la válvula EGR provocando un fallo y reduciendo su vida útil en más de un 50%.

Mantener pisado el embrague mientras estamos parados en un semáforo o un atasco, o la costumbre de llevar la mano sobre la palanca de cambios mientras estamos en marcha son también una causa muy común de averías. En el primer caso estamos provocando un desgaste en el embrague, en el segundo, en la caja de cambios. En cualquier caso, son averías que pueden llegar a costarte fácilmente hasta 2.000 €.

Cuando trabajas en un taller como el nuestro, Talleres Rozas Móvil, tomas conciencia de la cantidad de problemas que puedes evitarte cambiando pequeños hábitos en la forma de conducir.